Movimiento Ciudadano difama al Proyecto Integral Tren Maya

Movimiento Ciudadano difama al Proyecto Integral Tren Maya

¿Qué es Movimiento Ciudadano sino un performance de gente blanquita fingiendo ser activistas de las causas justas para al final darle las plurinominales a los machuchones de su dirigencia encabezada por Dante Delgado y el desgobernador Enrique Alfaro?

Y es que, en plena campaña electoral, este partido insiste en quedar en ridículo con sus montajes y narrativas sin sustento. Ahora tocó el turno de la senadora jalisciense Verónica Delgadillo que, en plena sesión del Senado, decidió compartir su visita turística por Yucatán, específicamente por un tramo donde el Proyecto Integral Tren Maya está en pleno proceso de construcción de la obra misma.

Solo para desmontar la cadena de mentiras de la senadora en ese vídeo, vamos a recuperar algunas de sus afirmaciones y a desmentirlas, y es que resulta que en pleno siglo XXI hay quienes le apuestan a una narrativa vacía, y la defienden pese a los permanentes golpes de realidad, a saber:

“Va a poner en marcha un tren que funciona con diésel en 2021”.

El Tren Maya será dual, el 43.8% de la vía será electrificada, es decir 874 de los mil 500 kilómetros no utilizarán el diésel para su funcionamiento, reduciendo considerablemente las emisiones de CO2. Además, incluso con diésel, es menos contaminante que el autotransporte privado.

 

“Destruye la Naturaleza y nuestros recursos naturales”.

El proyecto cumple cabalmente con la normatividad ambiental. Todos los procesos de autorización y supervisión de obra son realizados y acompañados por la Semarnat. 

El Tren Maya contempla más de 20 programas de mitigación ambiental, pues administraciones anteriores realizaron obras sin responsabilidad ambiental, situaciones que serán atendidas por el proyecto.

“Se le ha engañado a los pueblos y comunidades indígenas y se ha puesto en peligro su patrimonio cultural y ambiental”.

El Tren Maya es un proyecto que busca, de la mano con las comunidades indígenas, preservar la cultura de la cultura Maya, para lo cual se trabaja con la Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Unesco para salvaguardar las tradiciones y monumentos históricos del sureste.

“Les han prometido que les va a traer desarrollo y progreso, que va a traer dinero, pero en realidad son mentiras, porque ese desarrollo y dinero va a llegar a unos cuantos”.

El Tren Maya nace de un reclamo social durante décadas por parte de los habitantes del sureste del país, los cuales habían sido marginados e ignorados por gobiernos anteriores, privando a la región de un desarrollo.

El proyecto busca llevar a Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, un desarrollo que permita incrementar las oportunidades de los pueblos originarios.

“No han dicho que no se va a lastimar el medio ambiente, porque se va a construir en las mismas vías del tren, eso no es cierto. Se han hecho grandes ampliaciones de las viejas vías del tren y además a su paso se están destruyendo hectáreas y hectáreas de selva”.

El proyecto usa principalmente el derecho de vía de vías preexistentes, por seguridad se requiere hacer rectificaciones en algunas secciones.

LEE:  La política social durante el neoliberalismo, charla con el Dr. Omar Padilla de la Facultad de Economía de la UNAM

Al momento se ha removido la vegetación secundaria que creció dentro del Derecho de Vía por falta de mantenimiento de administraciones anteriores.

“Poblados van a quedar divididos porque el Tren Maya va a poner una reja que no les va a permitir conectarse con sus familias”.

Debido a que el tren correrá a una velocidad de 160 km/h es necesario que este vaya confinado para evitar atropellamientos en diversas secciones.

Dentro del proyecto se tienen contempladas estructuras que permitan la permeabilidad y conectividad de las comunidades como pasos peatonales, de fauna, de ganado y automóviles.

“Ha estado basada en engaños, dijeron que iban a consultar a las comunidades indígenas y no lo hicieron.”

La Consulta Indígena se realizó el 29 y 30 de noviembre y 14 y 15 de diciembre de 2019, respectivamente.

Se implementó el Proceso de Consulta Indígena a través de 30 Asambleas Regionales, 15 Informativas y 15 Consultivas.

Participaron 10,305 personas pertenecientes a 1,078 comunidades indígenas de las cinco entidades federativas.

LEE:  ¿Peligra la democracia?

Asistieron 3,502 participantes con el carácter de autoridades comunitarias, municipales, agrarias y tradicionales, con quienes se estableció un diálogo abierto, constructivo y horizontal.

En estas asambleas se conformaron Comités de Seguimiento de la Consulta Indígena, los cuales han realizado dos asambleas más en los meses de noviembre del 2020 y marzo del 2021, para evaluar los avances de los compromisos de la consulta del 2019.

“Varias comunidades indígenas se han organizado para lograr una suspensión a la construcción del tren maya, porque no están de acuerdo en perder su patrimonio, no están de acuerdo en perder sus recursos y no están de acuerdo en que los hayan engañado”.

Tren Maya cuenta con el respaldo de la población del sureste, la casa encuesta Buendía&Laredo midió la aprobación del proyecto en la región y arrojó un resultado positivo del 70%.

La misma encuesta realizada por Buendía&Laredo realizada a habitantes de Mérida, arrojó una aprobación de casi un 80%.

Los amparos interpuestos antes autoridades judiciales, obedecen a intereses de Organizaciones No Gubernamentales y no cuentan con el respaldo de los habitantes de los Pueblos Originarios.

Dentro de las solicitudes de amparo se ha detectado un número muy bajo de firmantes, los cuales no alcanzan ni el 1% de los habitantes de los pueblos originarios.                                                             

“La construcción del Tren Maya es una idea del pasado”.

A nivel mundial los gobiernos han incrementado su inversión al sistema ferroviario.

En Europa, el 2021 fue nombrado como “El año del ferrocarril”, por su importancia en el desarrollo de la región y la sostenibilidad.

Valdría la pena preguntarle a la senadora alfarista, ¿en Jalisco cuantas obras de infraestructura de alto impacto han realizado que tengan al menos la mitad de especificaciones técnicas, ambientales, y la cuarta parte de reconocimientos mundiales que hoy tiene el Proyecto Integral Tren Maya?

 

Comentarios

Tal vez te interese...

Crónica de una democracia en construcción

Autora:  Mariana Denhí E. R. Durante el último año las urnas nos han convocado 3 veces, mismas 3 ocasiones en las que he podido participar...

Hacia un 8 de marzo en el que mi doble militancia retumba

Las mujeres hemos sido impulsoras de procesos de transformación fundamentales tanto en nuestro país como a nivel mundial.

Combatir la corrupción institucionalizada que había en Conacyt no es un ataque contra la ciencia y la tecnología de México

Me llama mucho la atención que el rector de la UNAM, académicos y personajes de la vida pública consideren "desproporcionada" la acusación de "delincuencia...

Síguenos

13,894FansLike
8,932FollowersFollow
12,038FollowersFollow

Artículos recientes

Crónica de una democracia en construcción

Autora:  Mariana Denhí E. R. Durante el último año las urnas nos han convocado 3 veces, mismas 3 ocasiones en las que he podido participar...

Hacia un 8 de marzo en el que mi doble militancia retumba

Las mujeres hemos sido impulsoras de procesos de transformación fundamentales tanto en nuestro país como a nivel mundial.

Combatir la corrupción institucionalizada que había en Conacyt no es un ataque contra la ciencia y la tecnología de México

Me llama mucho la atención que el rector de la UNAM, académicos y personajes de la vida pública consideren "desproporcionada" la acusación de "delincuencia...
00:03:14
00:39:23

Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

Tania Zepeda y Arsinoé Orihuela entrevistaron al periodista y productor Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular y Ciudadana sobre el Juicio a los Expresidentes.