20 datos turbios que no sabías sobre las apps de comida a domicilio

Fotografía de Osvaldo Calderón

Los repartidores de las aplicaciones de comida circulan toda la semana, a todas horas, por las calles de la CDMX. Hoy en día, y en medio de la crisis económica provocada por la pandemia de covid-19, este es uno de los oficios más socorridos ante la falta de oportunidades laborales formales.

Sin embargo, la falta de regulación del modelo de negocio de este tipo de aplicaciones presenta diversos riesgos y desventajas para los repartidores. Las pésimas condiciones laborales a las que se enfrentan ya los ha llevado a realizar manifestaciones y protestas en la Ciudad de México en diversas ocasiones.

Como forma de exhibir las pésimas prácticas laborales de esta industria, en días recientes el twittero @Venecletero compartió a través de un hilo de tuits 20 datos desconocidos sobre las aplicaciones de entrega de comida a domicilio. Con permiso del autor reproducimos la información en Proyecto Esperanza:

1. Las apps le cobran 30% del valor de los alimentos a los restaurantes. Además cobran una cuota por uso de aplicación a los repartidores y finalmente una cuota del envío a los clientes. Las apps de comida le cobran a todos.

2. En pedidos a farmacias, Rappi le cobra al cliente el doble del precio del medicamento a través de la app. Eso a pesar de que los repartidores compran el producto en caja como un cliente común.

3. En los llamados RappiAntojos la app cobra 100$ adicional al costo total de los productos más el costo de envío al cliente.

4. Las apps nunca le pagan a lxs repartidorxs el costo total del envío llegando a haber caso en el que lxs repartidorxs solo reciben el 30% de lo que pagó el comensal por el envío.

5. UberEATS descuenta de forma descarada las propinas que los comensales dan a lxs repartidorxs. Además, UberEATS cobra 30% del valor de los productos al restaurante, se lleva un 20% del costo de envío y cobra alrededor de $50 por uso de la aplicación semanalmente a los repartidores

6. Si durante la entrega de un pedido el repartidor tiene un accidente, incluso uno de gravedad, al hablar a soporte de Rappi te insisten en que completes el pedido de lo contrario te cobrarán los productos o incluso te desactivaran del servicio.

7. UberEATS tienen un sistema en que si el cliente no contesta el chat de la app, y no contesta 3 intentos de llamada, se activa un cronometro de 10min; al terminar este cronómetro el pedido se cancela y el pedido pasa a manos del repartidor y este recibe comida gratis y el pago del servicio

8. UberEATS paga menos a lxs repartidorxs cuando los pedidos son dobles (mismo restaurante disntintx clientx) al punto de pagar hasta 10$ menos por orden. Parece poco pero es un trabajo en el que la ganancia por cada pedido cuenta mucho.

9. Lxs repartidorxs deben pagar sus mochilas, chamarras e impermeables. Las apps cobran por los implementos de trabajo que a su vez son publicidad móvil.

10. Cualquier inconveniente ya sea mecánico o de salud que te ocurra durante el reparto debes cubrirlo por tu cuenta. Las apps no se hacen responsables de ti en ningún momento.

LEE:  Un vistazo a la academia: carta de renuncia de un estudiante de posgrado

11. Las apps pueden despedirte (suspenderte de forma indefinida) de forma unilateral y sin darte de derecho a apelación ni ha saber los motivos de la suspensión.

12. Didifood presiona constantemente a los repartidores durante todas las fases del pedido, desde ir a restaurante, recolectar, ir al punto de entrega y entregar. Pone tiempo límite para todo y te alerta diciendo “se acaba el tiempo para entregar el pedido, entrega lo antes posible”.

13. Aunque todas las apps dicen tener seguro en caso de accidente en la mayoría de los casos estos seguros son inoperantes ya que sólo actúan en supuestos muy específicos y funcionan a reembolso.

14. Al iniciar la pandemia las apps aumentaron sus ganancias por más de un 30% y al mismo tiempo redujeron el pago por servicio a los repartidores de $30 a $28. Meses después el SAT empezó a cobrarnos sin ofrecernos nada a cambio y las apps bajaron el pago a $26 menos impuestos.

LEE:  Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

15. En rappi si se cancela un pedido ya sea por decisión del cliente o error de la app debes pagarlo. Antes podías llevarlo a oficinas de rappi para eliminar la deuda. Con la pandemia debías regalarlo a una persona en situación de calle. Actualmente no conozco el método.

16. En rappi te dan (o daban) todos los datos necesarios al enviarte el pedido sin embargo si algo surge de camino al restaurante y no puedes hacer el pedido tienes que liberarlo lo que resulta en un “castigo” de más de una hora.

17. En Uber al enviarte el pedido no te dan ningún dato, como mucho una pequeña guía en el mapa. Si algo surge en el camino al restaurante puedes liberar el pedido sin consecuencia. Sin embargo no sabes si vas a una zona roja hasta tener los productos y ya ahí no puedes liberarlo.

18. En el momento en que agarras un pedido el restaurante y el cliente obtienen tu nombre y foto mientras lxs repartidorxs no sabemos a quienes entregamos ya que nada impide poner nombres falsos (le he entregado a Bruce Wayne). Esto ha dado lugar a situaciones de acoso hacia varias repartidoras.

19. Si lxs clientes intentan estafar a la app y esta se da cuenta lxs repartidorxs son los que pagan por estos fraudes ya sea pagando deudas o siendo desactivados de la app.
20. Si eres asaltado o incluso secuestrado durante un pedido, las apps se desentienden totalmente de ti ya hay casos documentados de esto.
Después de haber elaborado este hilo, @Venecletero aún añadió:

El día de hoy hasta el momento llevó 6 horas conectado y he ganado $215 más propinas de esas 6 horas estado al menos tres sin hacer absolutamente nada por falta de pedidos.

 

Comentarios

Tal vez te interese...

Crónica de una democracia en construcción

Autora:  Mariana Denhí E. R. Durante el último año las urnas nos han convocado 3 veces, mismas 3 ocasiones en las que he podido participar...

Hacia un 8 de marzo en el que mi doble militancia retumba

Las mujeres hemos sido impulsoras de procesos de transformación fundamentales tanto en nuestro país como a nivel mundial.

Combatir la corrupción institucionalizada que había en Conacyt no es un ataque contra la ciencia y la tecnología de México

Me llama mucho la atención que el rector de la UNAM, académicos y personajes de la vida pública consideren "desproporcionada" la acusación de "delincuencia...

Síguenos

13,894FansLike
8,932FollowersFollow
12,038FollowersFollow

Artículos recientes

Crónica de una democracia en construcción

Autora:  Mariana Denhí E. R. Durante el último año las urnas nos han convocado 3 veces, mismas 3 ocasiones en las que he podido participar...

Hacia un 8 de marzo en el que mi doble militancia retumba

Las mujeres hemos sido impulsoras de procesos de transformación fundamentales tanto en nuestro país como a nivel mundial.

Combatir la corrupción institucionalizada que había en Conacyt no es un ataque contra la ciencia y la tecnología de México

Me llama mucho la atención que el rector de la UNAM, académicos y personajes de la vida pública consideren "desproporcionada" la acusación de "delincuencia...
00:03:14
00:39:23

Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

Tania Zepeda y Arsinoé Orihuela entrevistaron al periodista y productor Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular y Ciudadana sobre el Juicio a los Expresidentes.