México y el fortalecimiento democrático

Una oposición surge de un proceso democrático, después de que la mayoría de una sociedad haya decidido un proyecto determinado en unas elecciones libres, la propuesta vencedora se convierte en Gobierno; mientras que la propuesta derrotada, comúnmente se convierte en oposición

La importancia de la oposición radica esencialmente en que se convierte en un contrapeso del poder político. Actúa como un catalizador del descontento social, constituyéndose como una alternativa al Gobierno en turno. Este catalizador es provocado por diferencias políticas en la sociedad, tomas de decisiones inadecuadas, corrupción, nepotismo, hartazgo social, desigualdad social y un largo etcétera. 

Al convertirse en una constante alternativa, de alguna manera presiona al Gobierno en turno a no cometer errores para no ser castigados en las siguientes elecciones por parte de las y los ciudadanos, votando por otras opciones no alineadas a su Gobierno. Así funciona la democracia. 

El teórico Dieter Nohlen explica dos procesos de la democracia: la transición y la consolidación. Mientras que la transición es repentina y apresurada, la consolidación es paulatina, e incluso, en algunos casos nunca llega a suceder. La primera es el momento en que se piensa en un cambio de régimen político  – principalmente del monárquico al democrático –; la segunda aborda el bienestar social y la percepción de la ciudadanía de un sistema democrático que funcione.

En la consolidación de la democracia influyen varios factores: distribución de la riqueza, percepción de justicia, acceso a la participación política, la percepción de confianza y legitimidad en la democracia, la cultura política, entre otros. 

En la cultura política podemos vincular y evaluar el funcionamiento de una oposición, teniendo en cuenta los dos tipos que existen: leales y desleales. Entendido en un proceso democrático, donde las instituciones electorales y los consensos políticos son respetados, se podría entender que la oposición actuará con lealtad, abonando a la democracia y aprovechando los desaciertos para los siguientes comicios electorales; también, relativamente se podría entender una oposición desleal cuando no hay un sistema electoral consolidado y la garantía de respeto a las elecciones es nula, por ejemplo, en la Revolución Mexicana o más recientemente en las caídas de Gobiernos democráticos en América Latina. 

Recientemente algunos países de América Latina han presenciado el fortalecimiento de grupos radicales que han sido resultado de oposiciones desleales. Particularmente en Brasil y en Bolivia, tomando el control estatal con artimañas sucias que buscan legitimar con argucias legaloides, en Brasil encarcelando a Lula da Silva y en Bolivia argumentando un fraude electoral por parte de Evo Morales. 

En México hemos presenciado las casas de campañas voladoras instaladas en el Zócalo Capitalino. Un Frente Nacional Anti AMLO que, en la construcción de su discurso, se puede leer un intento golpista de no reconocimiento a los procesos democráticos del país. 

Preocupante el nivel de polarización que puede generar este discurso y la magnitud de su crecimiento en razón de evaluarlo en los meses transcurridos de este Gobierno. Se puede entender desde el mismo punto que sucedió en Bolivia: una ultraderecha encumbrada que en cualquier momento puede salir fortalecida. 

Si bien México por muchas razones de índole históricas, no tiene una democracia consolidada, podemos ver a un Presidente preocupado por su fortalecimiento, en este sentido ha tomado varias decisiones entorno a su consolidación: una mejor distribución de la pobreza revisada en los programas sociales, la muy clara no intervención en los procesos electorales ni siquiera de su propio partido, la tipificación del fraude electoral como delito grave, la constante rendición de cuentas que se somete en las conferencias matutinas, entre otras.

Por este motivo es de suma importancia que tengamos responsabilidad institucional, responsabilidad con nuestro país, que discursos radicales no ganen terreno, que la oposición leal (la partidaria) sea responsable, que no deje de aspirar pero que sea honesta: que señale los errores pero también sepa reconocer los aciertos. No a grupos políticos desestabilizadores, sí a la máxima de Karl Popper: intolerancia a la intolerancia. 

LEE:  La lucha contra la LGBTfobia: los grandes pendientes
Rodrigo Gamboa
Rodrigo Gamboa
Egresado de Derecho de la UAM- Azcapotzalco, Ex-Consejero universitario y funcionario público de la 4T. Activista de los derechos humanos, la diversidad sexual y difusor de la traición al patriarcado.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Tal vez te interese...

Combatir la corrupción institucionalizada que había en Conacyt no es un ataque contra la ciencia y la tecnología de México

Me llama mucho la atención que el rector de la UNAM, académicos y personajes de la vida pública consideren "desproporcionada" la acusación de "delincuencia...

Charla Eder

00:03:14

Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

00:39:23
Tania Zepeda y Arsinoé Orihuela entrevistaron al periodista y productor Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular y Ciudadana sobre el Juicio a los Expresidentes.

Síguenos

13,894FansLike
8,932FollowersFollow
12,038FollowersFollow

Artículos recientes

Combatir la corrupción institucionalizada que había en Conacyt no es un ataque contra la ciencia y la tecnología de México

Me llama mucho la atención que el rector de la UNAM, académicos y personajes de la vida pública consideren "desproporcionada" la acusación de "delincuencia...
00:03:14
00:39:23

Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

Tania Zepeda y Arsinoé Orihuela entrevistaron al periodista y productor Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular y Ciudadana sobre el Juicio a los Expresidentes.
00:25:52

Entrevista con Alina Duarte: Consulta Popular y Juicio a Expresidentes

En esta charla Alina Duarte explica cómo surgió la iniciativa, el papel del INE, el respaldo que dio el gobierno de AMLO, la importancia de participar, así como los escenarios posibles que se abren en caso de que no se logre el mínimo de participación (40 millones aprox) para volver vinculante la consulta.

¿Qué sigue después de la Consulta Popular?

La Consulta Popular va y sentará precedente importante, pero ¿qué pasará después de la consulta?