No nos hagamos, señor neoliberal

¿Por qué crees que soy traidor a la democracia? ¿Quién hizo el desafuero? Preguntaba Vicente Fox a un ciudadano que le reclamaba. No nos hagamos señor, no nos hagamos -Le respondió. Así aparece en la película Fraude de Luis Mandoki.  Generalmente, el taimado quiere que le reconstruyas el modus operandi de pe a pa, como si fuese un juicio formal. Siendo tan obvio el daño no nos queda más que decir “no nos hagamos”. Pues digámoslo.

Los últimos meses, han sido especialmente nutridos a la hora de contribuir a responder de formas más elaboradas. Véase por ejemplo la entrevista que Jaime Villamil le realizó a la auditora Muna Dora Buchahin, si se quiere ver cómo se forma una estructura que promueva el simulacro en la Auditoria Superior de la Federación, o del mismo periodista, su entrevista al Director de Pemex, Octavio Romero, para ver cómo se construye un conducto de gas por donde no pasa gas. Si se quiere ver cómo se quedan en la impunidad los casos de los amigos de Fox, o el Pemexgate, y sobre todo el papelón del entonces IFE, es muy recomendable la entrevista que Álvaro Delgado y Alejandro Varela Páez le realizaron al diputado Pablo Gómez en su programa Los Periodistas. 

La difusión en medios de los sobornos de Odebretch que comenzaron a circular luego de la captura de Emilio Lozoya Austin, así como la compra de Agro nitrogenados y las transferencias off shore al exdirector de Pemex peñista, del caso de la Estafa Maestra, especialmente por las declaraciones de los subordinados de Rosario Robles (debido a que todavía se le dificulta un poco soltar la sopa a la exsecretaria), los fraudes y el peculado de César Duarte, ex gobernador de Chihuahua, por poner algunos ejemplos de los que recuerdo, y que han sido judicializados, también contribuyen en ese sentido. 

Más recientemente, durante el juicio de procedencia que se lleva a cabo contra el Gober presuntuoso de Tamaulipas, Cabeza de Vaca, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, le aplicó un muy fundamentado “no nos hagamos, Señor” no sólo con la explicación del circuito de empresas fantasmas que permitió su superdepartamento en el Bosque de Santa Fe (entre otro grupito de 28 propiedades que presuntamente también posee), sino que además, con la introducción que ofreció del uso del algoritmo, prácticamente le respondía a la acusación de persecución política que se ha venido sosteniendo principalmente por el panismo, acompañado de una voz populachera y coral viajando entre las redes sociales: “no nos hagamos, señor Cabeza de Vaca”.

Habrá que añadir que nuestro Presidente, ha sido bastante insistente en medios para describir el saqueo, pero generalmente, y pienso que es debido a una estrategia de gobernabilidad, me da la sensación de que se las deja barata. Sin embargo, a pesar de las “afrentas públicas” que sufre la oposición, que por cierto, muy frecuentemente compara estas denuncias con amenazas a la democracia, se está gestando un circuito muy interesante, y cada vez más amplio de youtuberos que no sin dificultades, evolucionan y van aprendiendo a ser más claros a la hora de traducir esta breve historia del neoliberalismo, y poco a poco, le dejan un saldo mayor a los gobiernos prianistas, que permite decirles, cuando tildan a Andrés Manuel de autoritario, dictatorial y otras cositas más, no nos hagamos, señor prianista.

Por otra parte, a pesar de que se desdoblan los chairos, hay un sector (al César lo que es del César), que no necesariamente antipatiza con Andrés Manuel por razones interesadas. Me consta que encuentro personas que desbordan un genuino rechazo (por no decir odio) al líder de la 4T. Sí son, principalmente, aunque no exclusivamente, personas que pertenecen a grupos que económicamente se encuentran por encima de la media, sin duda, pero tampoco son del todo Carlos Slim o Claudio X. González (de hecho, seguramente estos multimillonarios los han de ver bastante coloridos: ¡Mira qué simpáticos los frenéticos!). Más bien diría que son bastante desinteresados puesto que no consideran que el proyecto de gobierno actual les favorezca, y se entiende esta lógica desde un cálculo muy peculiar.

Antes de abordar este punto, es necesario admitir que este grupo traspasa hacia abajo la clase media, por lo que no se le identifica sólo con una capacidad económica, sino con una forma de operar.

Usualmente ve en el Estado a un obstructor, una especie de elemento inhibidor de la libertad, y tienen referentes en todos lados (denominados libertarios) que promueven más y más libertad económica. Pero dejemos a un lado este ámbito ideológico por un momento. Veamos, mejor, su práctica cotidiana. No les convence lo público. Pagan muchos servicios por seguridad, en los fraccionamientos cerrados, en los estacionamientos públicos (más bien privados), en los colegios, en los médicos, etc. Constantemente dan propinas para mejorarlos, y en general, comparten este ethos que pregona ¡Con dinero baila el perro! La “resolución” cotidiana de los problemas con dinero afirma su estrategia, y entre más les quiten impuestos más se topan con el Leviatán que, por si no fuera poco, se lo entrega a los pobres, a los que se les señala de “huevones”.

No importa, en general, que el salario en México haya sido casi el más bajo del mundo, la jornada laboral casi la más larga, la planeación territorial ausente (pululan los barrios sin luz, sin pavimento, sin drenaje) y la especulación y el cambio de uso de suelo por otra parte se reprodujeron como conejos, los precios de los combustibles, la electricidad y el internet, los más caros también del mundo (aunque usted no lo crea), la dependencia a los precios internacionales de los alimentos hizo muy caro el maíz (sí, el maíz que se domesticó en Mesoamérica), los servicios financieros, ya sabe, los más caros, mientras que nos convertimos en los principales consumidores de coca-cola, de productos chatarra, y terminamos siendo el país con más problemas de enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo sobrevivimos? Exiliando a millones de compatriotas a los Estados Unidos. Pero no se preocupe, también a ellos se les expolió bastante con las compañías de cobro de remesas que, por cierto, te venden tu coquita en cada esquina desde que se cobran los envíos en los oxxos, porque aparte, pagan menos luz que usted. Pero, por si fuera poco, a los gobiernos (¿acaso narcogobiernos?) prianistas les gusta cobrar renta y habrá que ver cuánto de esta se queda en los grupos criminales. ¿Quién cobra hasta arriba de la estructura el derecho de piso? No nos hagamos, señor.

La mala noticia para estos grupos, con sus representantes políticos, especialmente un Ricardo Anaya, que anda acechando pobres por todos lados, o mediáticos, como el payaso Brozo, que disque critica al poder en general, cada vez más gente se incorpora al Estado y aprende poco a poco, para qué sirve. La enorme violencia que generaron, poco a poco, encuentra al pueblo de México con más armas para defenderse. Podríamos decirnos, a nosotros mismos, no nos hagamos, ahora tenemos un poquito más con qué. Comparemos, por ejemplo, en Latinoamérica, la situación de miles de personas que han tenido que endeudarse sólo para enfrentar los gastos requeridos para atender el covid-19, en aquellos países en donde el tratamiento no es gratuito. 

Por supuesto, el Estado no alcanza para todo y habrá que ir articulando qué sigue y cómo nos organizamos, pero la lucha por democratizar el país, y en este caso el gobierno popular de la cuarta transformación está pintando una raya bien definida que marca lo que de aquí pa’ acá es del pueblo. El poder, no estaba en Peña o Calderón, señor Brozo, estaba en la angosta franja que dejaba a millones reproducirse en la miseria. Y ahora que se corrió un poquito, ya es demasiado poder. No nos hagamos, señor neoliberal. 

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
LEE:  Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

Tal vez te interese...

Charla Eder

00:03:14

Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

00:39:23
Tania Zepeda y Arsinoé Orihuela entrevistaron al periodista y productor Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular y Ciudadana sobre el Juicio a los Expresidentes.

Entrevista con Alina Duarte: Consulta Popular y Juicio a Expresidentes

00:25:52
En esta charla Alina Duarte explica cómo surgió la iniciativa, el papel del INE, el respaldo que dio el gobierno de AMLO, la importancia de participar, así como los escenarios posibles que se abren en caso de que no se logre el mínimo de participación (40 millones aprox) para volver vinculante la consulta.

Síguenos

13,894FansLike
8,932FollowersFollow
12,038FollowersFollow

Artículos recientes

00:03:14
00:39:23

Entrevista a Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular

Tania Zepeda y Arsinoé Orihuela entrevistaron al periodista y productor Epigmenio Ibarra, aguerrido promotor de la Consulta Popular y Ciudadana sobre el Juicio a los Expresidentes.
00:25:52

Entrevista con Alina Duarte: Consulta Popular y Juicio a Expresidentes

En esta charla Alina Duarte explica cómo surgió la iniciativa, el papel del INE, el respaldo que dio el gobierno de AMLO, la importancia de participar, así como los escenarios posibles que se abren en caso de que no se logre el mínimo de participación (40 millones aprox) para volver vinculante la consulta.

¿Qué sigue después de la Consulta Popular?

La Consulta Popular va y sentará precedente importante, pero ¿qué pasará después de la consulta?

Del juicio a los expresidentes a la Comisión de la Verdad capítulo México

¡Memoria, verdad y justicia! Debemos incorporar estas dimensiones a la vida pública de nuestro país.